Búsqueda personalizada

Las 10 prohibiciones de la decoración de baños

 

 
 
Como uno de los espacios más usados de la casa, el baño debe conjugar una decoración atractiva con un diseño práctico y funcional.

 
Una combinación menos sencilla de lo que parece: muchas veces se sacrifica la funcionalidad por una decoración impactante, y otras se apunta casi exclusivamente a la practicidad sin atender la estética. Estos errores comunes derivan en baños incompletos, incómodos, insatisfactorios.
 
 
Si estás planeando una remodelación, pon atención en las 10 prohibiciones de la decoración de baños para lograr el perfecto equilibrio entre comodidad y elegancia.

 
1.    No escatimes en almacenamiento
 
No te quedes solamente con los clásicos gabinetes bajo la pileta. Planifica todo lo que necesitarás guardar y procura varios muebles cerrados para mantener todo en orden. Cuando no se cuenta con suficiente espacio de almacenamiento, los accesorios quedan desperdigados por cualquier sitio y a la vista, causando un desorden tan incómodo como anti-estético. Si tu baño es pequeño, busca gabinetes altos o estanterías verticales, aprovechando los espacios inutilizados del baño. También es una gran opción un mueble con espejo en la puerta.
 
 
2.    No coloques el inodoro detrás de la puerta

Una de las claves en el diseño de baños es que el inodoro se ubique lo más lejos posible de la puerta, preferiblemente frente a ella, para evitar incomodidades. Junto a la puerta es más apropiado instalar el lavabo.


3.    No instales una bañera demasiado grande

Una gran bañera es el sueño de cualquier hogar, pero muchas veces el espacio disponible no nos permite soñar en grande. Aunque las tinas solitarias en medio del baño son una fuerte tendencia, nada hay más inapropiado que una bañera desproporcionada, que no deje espacio para transitar. Si tu baño no es demasiado amplio, opta por bañera integrada a la ducha o por un jacuzzi esquinero pequeño, que ahorra espacio siendo igual de relajante. Antes de elegir una bañera, siempre toma las medidas de tu baño.
 
 
4.    No intentes remodelar el baño por tu cuenta
 
El baño es la habitación más compleja en materia de instalaciones. Aunque ya hayas encarado proyectos de decoración por ti mismo, en las reformas de baño es imprescindible contar con ayuda profesional para no lamentar un diseño desastroso. Contratar un arquitecto, diseñador e instalador conlleva una inversión extra, pero aún más caro es tener que remodelar el baño al mediano plazo por errores que podrían haberse evitado.
 

5.    No limites la iluminación
 
Los faroles tenues son una de las modas más persistentes en la iluminación de baños, ya que crean climas envolventes. Sin embargo, para la rutina diaria, no es suficiente solo con estas luminarias. Complementa la iluminación del lavabo y el espejo con lamparitas de bajo consumo, que proveen excelente luz ahorrando energía. Instala llaves separadas para encender las distintas luces de acuerdo a las necesidades.
 
 
6.    No uses pisos laminados
 
El agua y la humedad no son buenos aliados de los pisos laminados, por más elegantes y prácticos que sean. Siempre es recomendable la cerámica o la piedra por su alta resistencia. Si deseas incorporar el calor de la madera a tu baño, opta por cerámicas o vinílicos que imiten este material.
 
 
7.    No coloques alfombras en el baño
 
Si la madera no es un buen material para baños, menos lo son las alfombras. A excepción de las pequeñas alfombras especiales para salir de la ducha, las alfombras en general están prohibidas en el cuarto de baño. La humedad deteriora la felpa, haciéndola oler mal y lucir peor. No querrás comprar una nueva alfombra cada mes.
 
 
8.    No dejes la escobilla de limpieza junto al inodoro
 
Por mucho que te obsesione la limpieza, está definitivamente prohibido dejar la escobilla limpia-inodoro junto al toilette. Este cepillo, al igual que todos los demás artículos de limpieza, van guardados en el armario.
 
 
9.     No olvides hacer espacio para dos
 
Los baños familiares con frecuencia son utilizados por más de una persona a la vez, sobre todo por la mañana. Salvo que sea exclusivamente personal, pensar en el baño como una habitación individual conduce a diseños poco confortables. Deja suficiente espacio frente a la pileta –y, si hay lugar, opta por lavabos dobles- para que dos personas puedan asearse al mismo tiempo sin dificultad.
 
 
10.    No decores en exceso
 
Hay miles de detalles que se le pueden agregar al baño para hacerlo más agradable. Pero hay que saber cuándo detenerse: el exceso de adornos y accesorios no solo sobrecarga el ambiente sino que atenta contra la practicidad necesaria de todo cuarto de baño.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...