Búsqueda personalizada

8 reglas para decorar baños pequeños

 


 
 
La inmensa mayoría de las viviendas medianas actuales posee baños de dimensiones reducidas. Y es que los planos arquitectónicos prefieren destinar metros cuadrados a las áreas “habitables” (salón, comedor, dormitorio) que a espacios de uso transitorio como cuarto de baño.

 
La consecuencia recurrente: baños asfixiantes, enclaustrados, incómodos. La alternativa: una decoración apropiada para espacios pequeños, que brinde sensación de amplitud generando un ambiente agradable y disfrutable.
 
 
Salvo que queramos embarcarnos en una gran remodelación, no podemos agregar superficie extra a los baños pequeños. Sí podemos recurrir a efectivos trucos y reglas decorativas básicas para sumar esos metros que faltan de manera ilusoria y sencilla.
 
 
Regla 1. Menos es más
 
 

La máxima “menos es más” se aplica indefectiblemente a los baños pequeños. Con ello no hablamos de tendencias minimalistas ni decoración nula. Cuando decimos “menos”, nos referimos a implementos, muebles y accesorios. El “más” remite sencillamente al espacio. En conclusión: menos elementos es igual a más amplitud. Elimina cualquier artículo innecesario que ocupe un lugar poco funcional, desde armarios aparatosos hasta divisiones que encojan la superficie. Las áreas de suelo despojadas y las paredes limpias harán que la habitación se vea más espaciosa y cómoda de utilizar.
 
 
Regla 2. La luz multiplica
 
Bien es sabido que los espacios luminosos lucen más amplios. Si un baño pequeño no cuenta con suficiente iluminación, la sensación de opresión y claustrofobia lo convertirá en un cuarto poco ameno. Por el contrario, generosas ventanas o claraboyas en lo alto de la pared harán que la luz natural multiplique los espacios. Para las horas sin sol, es imprescindible  proveer una buena luz artificial, a través de lamparitas de techo para la iluminación general y fuertes bombitas sobre el espejo del lavabo.
 
 
Regla 3. Colores claros y simples
 
Los colores claros y brillantes son aliados infalibles de las habitaciones pequeñas, ya que dan sensación de profundidad. A la inversa, los tonos muy intensos suelen tener un efecto agobiante. Por ello, recurre a una paleta basada en el blanco, los colores crudos o los tonos pastel como el azul o el verde, que aportan frescura y serenidad.
 
 
Una vez definida esta base para pisos, techos y paredes, puedes agregar algunos toques de color para imprimir interés en el baño, a través de una toalla, una alfombra o algún accesorio.  La clave es permanecer en una gama de colores simples y lisos, ya que el exceso de contrastes y de estampados diferentes atentan contra la pulcritud necesaria en un espacio reducido.
 
 
 
Regla 4. El viejo truco del espejo
 
Al igual que los colores claros, los espejos son grandes multiplicadores de la luz, y por ende, del espacio. El espejo permite, además, agrandar ilusoriamente la habitación con su reflejo, dando profundidad a la estancia y duplicando visualmente su tamaño. No dudes en colocar un gran espejo sin marco sobre el lavabo, o cubrir dos paredes esquineras par que el efecto de proyección sea aún mayor.
 
 

Regla 5. Eliminar divisiones,  incorporar transparencias
 
 
Por más escasos que sean, hasta los últimos centímetros cuadrados del baño debe mostrarse para que parezca más grande. Derriba cualquier división que achique el espacio. En vez de cortinas de ducha o cabinas sobrecargadas, elige mamparas de ducha transparentes, sin marco, que sumen el área del duchero a la superficie total del baño. En este sentido, el vidrio es un excelente material para baños pequeños. Úsalo en estantes y encimeras para dar mayor prolijidad y un aire muy moderno a la habitación sin obstaculizar la visión.
 

 Regla 6. La ventaja del empotrado

 
Salvo que necesites un espacio exclusivo para guardar cosas, opta por bachas empotradas antes que grandes gabinetes apoyados en el piso. Ello dejará aire libre bajo el lavabo, aire muy beneficioso para incrementar el espacio. También hay inodoros  y bidets sostenidos  desde la pared en vez del suelo, que confieren gran apertura a la habitación. Si necesitas muebles de almacenaje, instala un pequeño armario esquinero o un estante en la parte alta de la pared, de modo que no obstaculice el pasaje.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...